Vaya no quiere dejar la mamila.

 

Ponchado. Video que registra inicio de operaciones de la sucursal de Jaamsa en Cali, el primero de diciembre del 2012, confirma que legislador fujimorista siguió vinculado a sus actividades comerciales. Supuestamente renunció a Jaamsa el 2011.
Lupe Muñoz

Lo que fue la cristalización de un sueño, ahora podría convertirse en una pesadilla. El primero de diciembre del 2012, Julio Gagó Pérez y su hermana María de la Paz Gagó Pérez, inauguraron a todo trapo la tercera sucursal en Colombia de su empresa Jaamsa, esta vez en la ciudad de Cali.

Para las autoridades que investigan al congresista Julio Gagó, la presencia de este en la ceremonia de inauguración de la tienda –que está acreditada en un reportaje contratado por Jaamsa en el canal local Telepacífico–, contradice la versión del fujimorista, quien alega que desde el momento en que fue elegido legislador en el 2011 se desvinculó de la actividad empresarial y del conjunto de compañías que controla junto con sus hermanos María de la Paz, Aurora y Adrián Gagó Pérez.

CALI PACHANGUERO

“El videorreportaje desmiente al congresista. Al menos hasta el 2012, en que fue inaugurado el local de Cali, Colombia, Gagó seguía activamente relacionado con Jaamsa, que a su vez está vinculada con otras compañías cuya propiedad comparte con sus hermanos y que son proveedoras del Estado”, dijeron las fuentes relacionadas con la investigación al legislador.

En el video se puede ver y escuchar que Julio Gagó, siendo congresista de la República, habla de los proyectos de su empresa –que ya tiene locales en Bogotá, Medellín y Cali–, y anuncia la apertura de una nueva tienda en Barranquilla

La presencia de Julio Gagó y su hermana María de la Paz Gagó confirma que el legislador fujimorista mantiene estrecha relación con los negocios que comparte con sus hermanos mediante la propiedad común de varias empresas (ver infografía).

Según el artículo 10° de la Ley Contrataciones del Estado, está prohibido que los hermanos de un funcionario público, o familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad, y segundo de afinidad, vendan a entidades estatales.

Las autoridades han detectado que desde el inicio de su ejercicio como congresista de la República, el 28 de julio del 2011, hasta la actualidad, numerosas empresas de Julio Gagó y sus hermanos, o administradas bajo simulación por parientes, o por empleados de extrema confianza, han sido proveedoras del Estado en abierta violación de lo que dispone la ley.

SOMOS MÁS

Julio Gagó Pérez, sin embargo, persiste en afirmar que no infringió las normas y se ha sometido a las indagaciones que afronta.

“Se solicitará a la Oficialía Mayor del Congreso si el representante del partido Fuerza Popular viajó a Colombia con permiso o licencia del Poder Legislativo, y si pagó sus pasajes y viáticos con sus propios recursos y no con los del Congreso. Si se comprueba que se gastaron recursos públicos en una actividad privada, estaríamos ante otro grave presunto delito”, señalaron las fuentes vinculadas con la investigación a Julio Gagó por negociación incompatible..

“El video comprueba que nunca se apartó de sus empresas sino que eventualmente mantiene el dominio”, dijeron.

Cuando comenzaron a publicarse las evidencias de la relación del congresista Gagó con Jaamsa, este presentó la ficha de Registros Públicos en la que se consigna que renunció a la presidencia de la mencionada compañía al ser elegido congresista, en el 2011. El video de Cali es una confirmación de que no se apartó de la empresa.

Hasta el momento las autoridades han identificado 18 compañías de propiedad de los hermanos Julio, María de la Paz, Aurora y Adrián Gagó Pérez, o manejadas por familiares de estos o personas que trabajan en las empresas de estos.

En algunos casos, algunas han sido proveedoras del Estado.

Por ejemplo, Faga Motors, de propiedad de los cuatro hermanos Gagó Pérez, vendió al Estado en el 2012, según el Registro de Proveedores del Ministerio de Economía y Finanzas.

La firma Auro Medic SAC, gerenciada por Aurora Gagó Pérez, contrató con el Seguro Integral de Salud (SIS), también en el 2012.

Las autoridades sospechan que la familia Gagó es propietaria de otra serie de empresas que han sido constituidas por personas que son empleados de sus compañías.

Los cinco testigos que ofreció la Procuraduría Anticorrupción han mencionado algunos nombres de estas firmas. Las autoridades se encuentran en proceso de establecer qué empresas son y si han contratado con el Estado.

Mientras tanto, el congresista Julio Gagó Pérez asegura que todos sus negocios están en regla.

DE ACUSADOR DE ALEXIS HUMALA, A ACUSADO

El legislador Julio Gagó Pérez ha desacreditado las evidencias que le atribuyen contratar con el Estado mediante empresas de su propiedad, de sus hermanos o de personas de su confianza. Afirma que en el 2012, La República divulgó dicha información, y que luego de que la Comisión de Ética investigó el caso, lo archivó por falta de pruebas. Sin embargo, en esta ocasión se han presentado más evidencias documentales y testimonios.

Gagó acusó ardorosamente al hermano del jefe del Estado, Alexis Humala, de haber cometido delito porque su empresa Krasny, en la que aparece como accionista, había contratado varias veces con el Estado. El fujimorista argumentó que Alexis Humala, por su relación de parentesco con el presidente de la República, estaba impedido de vender al Estado.

Coincidentemente, a Julio Gagó se le atribuye que sus empresas y las de sus hermanos son proveedores del Estado. Y que usa otras compañías, como Copy Depot, para seguir contratando.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s