Panorama de la crisis en Ucrania.

Estados Unidos anunció hoy la imposición de nuevas sanciones a siete altos funcionarios rusos estrechamente vinculados al presidente Vladimir Putin por su responsabilidad en el “deterioro de la situación en Ucrania”.

Además, extendió las sanciones a cuatro altos políticos ucranianos, entre otros el expresidente Viktor Yanukovitch y varios líderes separatistas de Crimea.
Las sanciones congelan los bienes que los implicados puedan tener en territorio estadounidense y además prohíben que ciudadanos o empresas norteamericanas realicen cualquier transacción comercial con ellos. Asimismo, prevén la denegación de visado a estas personas.
Todos los sancionados han contribuido a la crisis en Ucrania, específicamente a la celebración del referéndum del domingo en Crimea que Washington ha prometido que no reconocerá, explicaron altos responsables del gobierno de Barack Obama en conversación con periodistas bajo condición de anonimato.
Las sanciones han sido decididas además en “estrecha coordinación con los aliados europeos” que también anunciaron hoy sanciones similares.
Las sanciones impuestas hoy tanto desde Bruselas como desde Washington “envían un fuerte mensaje al gobierno ruso acerca de que hay consecuencias por las acciones que violan la soberanía e integridad territorial de Ucrania, incluidas sus acciones en apoyo al referéndum ilegal para la separación de Crimea”, agregó la Casa Blanca en un comunicado.
UNIÓN EUROPEA EN LA MISMA LÍNEA
Por su parte, la Unión Europea (UE) anunció este lunes sanciones contra personalidades, rusas y ucranianas, consideradas responsables de la organización del referéndum en Crimea, pero no apuntaron a responsables del gobierno de Vladimir Putin con la esperanza de alcanzar un acuerdo sobre Ucrania.
“Tomamos los primeros pasos en acciones concretas, restricción de viaje e inmovilización de cuentas bancarias contra 21 personas”, dijo a la AFP el ministro lituano de Relaciones Exteriores, Linas Linkevicius.
“Hay personalidades (en la lista) de Crimea y responsables rusos, principalmente de la Duma (cámara baja) y militares de rango que tomaron parte en estas acciones ilegales”, añadió.
“Estamos procurando enviar el mensaje más fuerte posible a Rusia, para que comprenda la gravedad de la situación” tras el “llamado referendo” en Crimea, que votó el domingo por unirse a Rusia, dijo antes de que comience la reunión de ministros la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.
En suma, el mensaje de los europeos no cambió: el referéndum es anticonstitucional, por lo tanto “ilegal y nulo”, recordó por su parte esta mañana el ministro español José Manuel García-Margallo.
Los mandatarios de la UE ya habían adoptado medidas políticas, más simbólicas que efectivas, contra Rusia el 6 de marzo al suspender las negociaciones para una liberalización de visados con Rusia, en punto muerto desde hace tiempo, y amenazaron con medidas punitivas progresivas si no se revertía la situación de tensión en Ucrania.
EVITAR ESCALADA CON MOSCÚ
La tercera etapa de las medidas punitivas contra Moscú acordadas por los mandatarios a principios de mes, las sanciones económicas, no están aún definidas y los ministros convinieron que las evaluarían en la reunión de este lunes, aunque el mensaje general es que esperan que las autoridades rusas acepten un diálogo con las de Ucrania.
Es por ello que las sanciones adoptadas este lunes tampoco apuntan a miembros de primera línea del gobierno ruso. La semana pasada un diplomático calificado había indicado que sería difícil sancionar a aquellas personas con las que estamos buscando una solución política a la crisis.
Este lunes una fuente diplomática europea indicó que las sanciones, “por seis meses renovables”, serán contra 13 rusos y 8 ucranianos. En la lista, que será publicada en el Boletín Oficial, no habrá miembros del gobierno ruso, únicamente personalidades de “segundo nivel”.
“Pido una vez más a Rusia que se reúna con los líderes ucranianos y empiece a dialogar con ellos, para tratar de rebajar la tensión lo antes posible”, había dicho Ashton esta mañana.
En el mismo sentido se expresó el ministro holandés, Frans Timmermans, que subrayó que era importante que “Rusia y Ucrania se sienten y discutan sobre esto”.
“Debemos demostrar la mayor firmeza y al mismo tiempo hallar las vías del diálogo y no ir hacia una escalada con Rusia”, señaló por su parte el francés Laurent Fabius.
RESPALDO POLÍTICO A KIEV
Los ministros también decidieron fijar para el viernes la fecha de firma del capítulo político de un acuerdo de asociación con Ucrania, con motivo de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno que debe celebrarse el jueves y viernes en Bruselas, una muestra de respaldo político a las nuevas autoridades de Kiev.
El mismo acuerdo de asociación que no quiso firmar el destituido presidente ucraniano Viktor Yanukovich a fines de noviembre provocó una ola de protestas que llevaron a la crisis actual.
El domingo los crimeos adoptaron por amplia mayoría la anexión de la península a Rusia. Este lunes el Parlamento votó por unanimidad la unión a la Federación rusa.
En la UE ya se da por sentado que Rusia aceptará la anexión, es lo que se desprende de la conversación que mantuvieron el domingo el presidente estadounidense Barack Obama y su par ruso Vladimir Putin, observó García-Margallo.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s