Panorama de la politica del Sur.

: Néstor A. Scamarone M.

Ayer buscando mi programa de televisión preferido y que me trae reminiscencias muy graciosas del pasado, encontré al fin “Los tres chiflados”, y es que me encantan cuando se meten los dedos a los ojos, se dan golpes en la cabeza, comen tachuelas y hacen la mar de estupideces; después de unos cinco minutos de reírme con ellos en la pantalla, me percaté que lo que estaba viendo no eran “Larry, Curly y Moe”, eran nada menos que Maduro, Evo Morales y Castro”.

La diferencia no era mucha; más aún, de vez en cuando aparecían las fotografías de una pareja presidencial gobernante en graves problemas de prepotencia y soberbia, un Fidel con ensortijados cabellos y luenga barba, nuestra figuretti Cristina Kirchner y un Ortega, que no se si miraba a la derecha o a la izquierda. Al fondo, creo que también una borrosa fotografía, primero de un asustado Correa abrazado de un mariachi mexicano y tequiloso llamado Felipe Obrador y agarraditos de la mano Antanás Mockus, Tavaré Vasquez y Fernando Lugo. Vale decir, ni Woody Allen hubiera podido juntar a tan graciosos exponentes a la vez.

Evo Morales, parece ser el hombre llamado a gobernar los próximos 10 o 20 años. En este mundo escéptico casi nadie parecía apostar nada por un trompetista que grabó el cumbanchero en los setenta, fue músico profesional recorriendo los pueblos del altiplano, vio morir a cuatro de sus siete hermanos, encabezó las revueltas que han tenido en jaque a las empresas que explotan el gas y a varios presidentes de gobierno. El radicalismo llegó por las urnas y con indiscutible y ciego apoyo popular.

Como anécdota antes de continuar, debo contarles que la reina Victoria declaró en 1870 que Bolivia no existía, ordenó borrarlo del mapa, tras un incidente de su embajador con el dictador Mariano Melgarejo, y bueno esta irreverencia de la historia la quiso revivir hace unos años el más equivocado del planeta, el señor Bush cuya política exterior fue ejemplo de paranoia e intereses económicos. Por suerte ya está en el descanso y nos queda un Obama que trata de componer lo dejado por el cowboy Bush y su exvicepresidente Dick Cheney, ese complicado e implicado en un “jarabe” de nada menos que 300 mil millones de dólares del programa “Petróleo por Alimentos” de Irak, un ángel del mal dueño de la Petrolera Halliburton.

Después de muchas décadas es la primera vez que los dictadores socialistas y personajes del clan chiflado latinoamericano, cuentan o mejor dicho, contaron con fondos para hacer lo que deseen en Latinoamérica, aunque ya se están acabando, con la misma velocidad como se está malogrando sus yacimientos petroleros al señor Maduro.

No hay que olvidar que el “pajarito” de Chávez sigue inyectando cientos de millones de dólare,s de los que les quedan, en la economía cubana, argentina y boliviana y otros, para darles una aparente sensación de bienestar, lo que consolidaría al gobierno de su apoderado que ganará adeptos cargados de ingenuidad ¿Maduro, los Castro, Kirchner, Ortega, Correa, Lugo, Evo y demás socialistoides siguen en la fiesta? Que nos agarren confesados

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s