Humala

 

Ollanta Humala Tasso. Presidente de la República.

El presidente recibió a La República en la sala Cáceres, ambiente que –cuenta– su gestión remodeló para reuniones con delegaciones numerosas, pero también para que desde ahí se dirigiera el mensaje a propósito del fallo de La Haya, que resolvió la delimitación marítima con Chile. Asegura que era un modo de ofrecer un homenaje a don Andrés Avelino, precisamente por su resistencia ante la invasión sureña en la campaña de la Breña. Algo simbólico ahora que repasamos cómo ha afrontado las tempestades de la primera mitad de su gobierno, presión social y política generada por expectativas ciudadanas urgentes, y por innumerables suspicacias en torno a su estilo de gobierno.

Lo vi muy molesto ayer, Presidente…

Imagínate que te inventan un hijo que no tienes… obviamente. No tanto por una criaturita. Quién no desea tener esa…

Si hubiera sucedido, usted no hubiera permitido que pase una situación así…

Por cierto, ¿no? Lo que yo siento es que he sido una víctima, como Nadine y mi familia, de esa cultura que en el Perú se ha venido dando de lanzar acusaciones sin pruebas. El daño ya está hecho, no solamente a mi familia y a mí, sino que el daño a las personas que de la noche a la mañana han sido involucradas en un caso así, y que también merecen respeto a su buen nombre, a su privacidad. Si alguien quería hacer el bien, creo que no utilizó el buen camino.

Ud. ha hablado de demandar al legislador Simon.

Bueno, no solo yo (risas)… Las personas que están involucradas, me imagino…

Esa iniciativa, ¿va a proceder de todas maneras?

No es un asunto que ahorita me quite el sueño. Lo importante es que la ciudadanía es consciente ahora de la irresponsabilidad de algunos políticos que por tener 30 segundos de gloria pueden hacer cualquier cosa. La ciudadanía debe entender que ahora no tenemos por qué dejarnos distraer y tenemos que seguir avanzando en los grandes proyectos que nos anima al gobierno y que benefician al pueblo.

Igual, Simon termina diciendo “que los periodistas busquen y terminen por corroborar que si lo que he dicho es verdad o no”. ¿Qué podemos encontrar los periodistas?

No entiendo. Una disculpa es producto de un acto de contrición, y no puede ser una disculpa no clara. No creo que la disculpa venga con letras chiquitas…

¿Lo ha inquietado a Ud. saber que hay personas buscando en su pasado?

(Risas) No. Estoy tranquilo. Felizmente, estoy tranquilo.

También se habla de un divorcio como estrategia para legitimar una posibilidad de candidatura de su esposa. ¿Tampoco lo inquieta eso?

Primero, nosotros nunca hemos dicho que mi esposa va a candidatear, ese tema no lo pusimos nosotros; ha sido el temor, la inquietud de algunos candidatos tempranos a la presidencia de la República o algunos candidatos que practican la reelección vitalicia producto del carisma, la popularidad, que no es gratis. Esa popularidad se gana porque Nadine es una mujer que trabaja desde que iniciamos la construcción del Partido Nacionalista, y como primera dama ha visitado muchas actividades presididas por los ministros o yo, y da un mensaje de apoyo a las políticas de gobierno. Ese trabajo hace que ella se vincule con la gente. Si eso ha generado alguna inquietud producto de miedos, allá ellos. Nosotros venimos trabajando firmemente y yo debo señalar que me parece una infamia producto de una mente enferma o desquiciada plantear un escenario en el cual busquemos dañar nuestra familia como tal por intereses subalternos de política.

¿Ud. lo descarta totalmente?

Por supuesto.

¿No se le pasó la mano a la primera dama en esa declaración sobre el sueldo mínimo?

Lo del premier Villanueva es un tema del pasado. Le tengo todo el respeto del mundo, pero aquí la pregunta es: ¿Un premier tiene derecho a mentir o no, y si la primera dama tiene derecho a decir la verdad? Yo le digo: Lo que dijo la primera dama fue verdad, lo que dijo el premier fue mentira. En segundo lugar, el premier a fines de diciembre ya me había expresado su decisión de renunciar por una serie de razones políticas y personales. En ninguna de esas razones esta Nadine; así que ahora que me digan lo otro, no es cierto.

Pero, Presidente… ¿no acepta que ella fungió de vocera del gobierno?

No, eso es falso. Ella no es vocera del gobierno, ella ha dicho una verdad.

¿Era la persona indicada desde el Ejecutivo para decirlo?

Cualquier persona puede decirlo. Ella no es parte del Ejecutivo, tampoco del gabinete. Cualquier persona tenía derecho a decir las cosas porque era público. Nosotros ya habíamos hecho, como primera acción de gobierno en materia de remuneraciones, el aumento de la remuneración mínima vital en una magnitud que otros gobiernos no hicieron. Ese es un tema que está en el Consejo Nacional del Trabajo, donde tiene que estar, y ahí se verá.

La insistencia en el tema se debe a que la crisis con respecto al no otorgarle la confianza al Gabinete Cornejo se debía fundamentalmente a eso. De un modo u otro la oposición logró colocar el tema de la no injerencia de la primera dama en la decisión del Ejecutivo a propósito de ese incidente…

Aquí el Congreso tiene que reflexionar. Hay que saludar la responsabilidad de muchos parlamentarios, como también lamentar la utilización de otros de lo que algunos llaman el mecanismo parlamentario con el que yo, modestamente, no estoy de acuerdo. Han utilizado una mañosería política para interpretar con una directiva un reglamento que tiene rango de ley para crear inestabilidad en el país y tratar de chantajear un gabinete.

Pero el Sr. Cornejo para obtener el voto de confianza emite un comunicado donde se compromete a que no haya esa injerencia de la primera dama…

Le aclaro, no hay injerencia de la primera dama; lo que hay es injerencia de algunos políticos en tratar de minimizar al máximo el trabajo que hace Nadine. Ud. puede revisar sus discursos. Yo veo en ella un trabajo como activista de las políticas del gobierno.

¿Que ahora va a ser dejado de lado porque ha asumido con más decisión el rol de presidenta del Partido Nacionalista? ¿Cómo va a conjugar en todo caso ambos roles?

Bueno, en su rol de presidenta del Partido Nacionalista, ella tendrá que hacer los trabajos propios del partido y acompañada probablemente con congresistas y dirigentes del partido en su propia dinámica, y el trabajo como primera dama acompañando a las actividades de gobierno acompañando al Presidente o los ministros.

La oposición diría que es casi una provocación y van a estar en búsqueda de cualquier posibilidad en que se confunda recursos públicos con privados.

Probablemente, la oposición tiene todo el derecho de criticar estamos en democracia. Lo importante es que nosotros tranquilos en nuestro trabajo y conforme a ley.

¿Qué tan representativo es hoy el Partido Nacionalista?

Creo que la pregunta es obvia. Es un partido fuerte a nivel nacional, con mucho futuro. Es un partido que va a competir en las elecciones…

Lo digo porque el partido debería ser la base de la acción del Ejecutivo para estas discusiones políticas que se van a acentuar ahora que llega la campaña. Y para los cuadros con los cuales se cuenta para ministros, para técnicos en las oficinas del Estado…

No estamos de acuerdo con esto. Yo creo que el Estado no se puede partidarizar. Probablemente en otros gobiernos se han apropiado de programas sociales y los han utilizado para beneficios de clientelismo político, nosotros no hacemos eso. Nosotros hemos creado el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, manejado por gente técnica, gente profesional a la cual no se le ha pedido su carné partidario.

Se lo decía porque han tenido jefes de gabinete con los cuales finalmente ha tenido problemas.

Villanueva es el último ejemplo. Es como si no hubiera cuadros en el partido…

Repito, nosotros creemos que en el gobierno tenemos que llamar a los mejores de la sociedad, no al partido; porque no estamos cumpliendo un compromiso con la militancia nacionalista, sino con los 30 millones de peruanos; por lo tanto, no podemos tener la soberbia de gobernar el Perú solo con cuadros nacionalistas. Para nosotros, como Ud. lo verá, ninguno de los premieres es del Partido Nacionalista, los mismos ministros. Salvo uno que otro, el resto viene de diferente canteras.

Lo que llama la atención es que cuando esos jefes de Gabinete se retiran hablan de que se abandonó la línea inicial. Por ejemplo, los legisladores que se apartaron en el Congreso aluden a una especie de traición.

Yo no hablaría de traición porque es un término muy fuerte, pero normalmente los tránsfugas, la gente que se aparta del gobierno, utiliza esos términos para justificar su inconducta. Acá lo que necesitamos es generar compromisos. Yo lamento que mucha gente que se apartó del gobierno no haya entendido que una cosa es hacer lo que uno quiere y otra cosa es hacer lo que uno debe, y ese egoísmo de alguna manera, de que la realidad tiene que acomodarse a su ideología o a su forma de pensar, esa soberbia, no la tenemos en el gobierno. Nosotros hemos sido elegidos para gobernar a 30 millones de peruanos incluidos a los que no votaron por nosotros, y como siempre digo soy el conductor de esta combi llamada Perú, en la cual tengo 30 millones de habitantes de pasajeros. Entonces, tengo el compromiso de llevarlos a su paradero en las mejores condiciones, de tal manera que la población no sienta incertidumbre ni miedo de chocar. La ruta es clara: estamos gobernando con una política de inclusión social sin descuidar la inversión.

¿Ninguna crítica de sus ex aliados es válida?

En democracia, uno tiene que escuchar las críticas y todas son atendibles, pero uno debe tener el timón firme. Acá no hay piloto automático, aquí hay un gobierno que todos los días toma cientos de decisiones que permiten hoy, por ejemplo, en un entorno internacional de baja de los precios de los minerales que es el gran producto que el Perú exporta hoy, mantener un crecimiento económico que nos pone como líderes de la región. Sobre las críticas, tenemos que resolver si son constructivas, si aportan, o si son simples expresiones hepáticas.

En estos dos años y medio, ¿cuál es la principal crítica que usted ha debido atender y lo puede reconocer públicamente?

Todas las escuchamos y las atendemos. En todo caso si usted tiene una en particular dígame y yo le contesto…

El asunto de la extrema dependencia a lo que diga el ministro de Economía es un cuestionamiento permanente.

Esa es una crítica que no tiene asidero, es parte de la cultura de acusar sin tener pruebas. ¿Tiene alguna prueba de eso? Dígamela, por favor…

Bueno, termina haciendo lo que diga el ministro de Economía lo que va decidiendo la…

Como cuál, por ejemplo.

El asunto del sueldo mínimo.

¿Qué tiene que ver ahí el ministro de Economía? Ese tema se resolvió en el 2011-2012, cuando vimos el aumento del sueldo mínimo. ¿Cuál es la crítica ahí?

Y también la forma como se da el aumento a los ministros cuando pudo haber sido gradual…

¿Se da cuenta Ud. de que estamos manteniendo la cultura de dar afirmaciones sin mayor sustento?

¿Cuál es el sustento ahí? ¿Dónde está la extrema dependencia?

En que parte de la población que espera ser incluida probablemente no recibió bien que haya un aumento notorio a ministros y funcionarios cuando el sueldo mínimo está congelado. Más allá de que es verdad que hay una cierta escala para eso…

¿Se da cuenta usted que hablamos muchas veces sin fundamento? El tema del sueldo mínimo no viene del ministro de Economía…

Presidente, cada vez que le preguntan al ministro, él dice que se afectará a la economía si se aumenta el sueldo mínimo.

Volvemos a las afirmaciones sin sustento. Ud. ha hecho una afirmación temeraria hablando de la extrema dependencia, yo le vuelvo a preguntar cuál es… Deme una prueba.

Le acabo de mencionar el caso de cómo se da el sueldo mínimo y cómo se da los sueldos a los funcionarios y los ministros.

Esa no es decisión del MEF, es una decisión del Presidente.

¿Ud. asume la responsabilidad total de esa decisión?

Por cierto, claro. Yo soy el Presidente de la República… ¡Cómo no voy a asumir la responsabilidad! Lo que Ud. me dice es algo obvio. Además, el aumento del sueldo de los ministros fue una decisión del gabinete, aprobada por el ex premier Villanueva; entonces, ¿cómo me dice que esas son funciones del MEF?

¿Y en verdad ese aumento no pudo ser progresivo?

Entonces, puntualizando las cosas, Ud. no debe sumarse a la cultura de afirmar cosas sin tener sustento porque no lo tiene; en segundo lugar, el aumento de sueldo a los ministros es parte de la reforma del Estado. Si Ud. recuerda, todos los gobiernos siempre hablan de la reforma del Estado, pero mire todo lo que hemos avanzado en dos años y medio. Hemos hecho la reforma tributaria, salarial e integral en lo que es Fuerzas Armadas y Policía Nacional. Hemos hecho la reforma magisterial, la del sector Salud, la del Servicio Civil y todas vienen con incremento salarial y fortalecimiento de una escala piramidal ascendente. Lo que se ha hecho en el aumento del sueldo de los ministros es una corrección a una medida populachera del gobierno anterior. Si estoy de acuerdo en que, si se puede, que se baje –y no se aumente– el sueldo de los funcionarios políticos, los que entran a través del voto del pueblo. Por eso Ud. verá que yo respetaba la escala que dejó el gobierno anterior, no he aumentado un sol al sueldo del Presidente.

Pero a los técnicos…

Ahí está la medida populachera pues: yo me bajo el sueldo y se lo bajo a todo el mundo. Los ministros de Estado, los funcionarios del sector público no entran por elección popular, muchos de ellos son cargos de confianza asumidos para servir al país dejando puestos bien remunerados en el extranjero. Porque aquí se trata, y vuelvo al principio de su pregunta, no de imponer el carné partidario. Aquí tratamos de reclutar lo mejor que hay para tener un gobierno de primera, un gabinete de primera sin importar la camiseta política partidaria. Y en los hombros de ellos recae la responsabilidad, disculpe que lo remarque así, de tomar decisiones en proyectos, en obras, etc., que involucran mil de millones de soles del erario público. Esa gente debe estar fortalecida, no tiene que estar con problemas y el tema de su aumento se viene en ese escenario, por lo tanto, lo que se hizo fue corregir esa medida populachera que hizo un gobierno irresponsablemente y que provocó la fuga de muchos funcionarios que estaban haciendo carrera en el Estado y que se han pasado al sector privado. Si queremos modernizar al Estado, queremos tener un estado eficiente también hay que atender a sus recursos humanos. A los políticos no, esa es la gran diferencia. Y en este punto, repito: la remuneración mínima vital fue lo primero que se tocó y se aumentó, y en un monto superior a lo que han aumentado otros gobiernos; y si en algún momento hubiera la necesidad de hacerlo, lo haremos no hay ningún problema.

¿Tiene fecha precisa para eso?

Es que eso no depende de fecha, eso sería una medida populachera. Acá tenemos que ver el equilibrio entre el salario real y el salario mínimo vital. Acuérdese Ud., quién paga el salario mínimo vital, yo le pregunto…

Los empleadores…

El sector privado. Entonces, si yo le aumento el salario mínimo vital por encima del salario real, ¿qué provoco? Despidos masivos, o –como decimos– informalidad, que se trabaje fuera de planilla; y no queremos eso. Queremos, más bien, formalizar el trabajo. Y, fíjese un temita, hemos logrado avanzar en el trabajo formal 7 u 8 puntos porcentuales. Estamos en un proceso de formalizar de poner en planillas a trabajadores que antes estaban fuera de estas. ¿Qué significa esto? Seguro, créditos, etc.

Entonces, dado lo que Ud. acaba de mencionar, ¿se siente incomprendido por la población cuando hay este tipo de reclamos?

Para nada…

¿Siente que no se está entendiendo su plan de reformas y como Ud. lo echa a andar?

Para nada, porque tendría que sentirme, me siento muy bien con la gente, yo me vinculo mucho con la gente. Probablemente haya críticas de algunos políticos; es normal, pero aquí hay un gobierno que trabaja con firmeza y sabe a dónde tiene que llevar con responsabilidad a la nación.

Y entonces, ¿cómo explica su baja popularidad ?

Yo no tengo por qué explicar eso. Es un asunto de una empresa privada que saca una encuesta, y hay analistas que viven de analizarlas. Le dejo ese trabajo a ellos. Zapatero a tus zapatos…

¿Me dice que ya no cree en las encuestas?

Yo no gobierno con encuestas. Pueden decir muchas cosas y está bien, pero nosotros trabajamos para cumplir con todo el país. A mí no me han elegido para ser Miss Simpatía.
Pero la población expresa demandas…

Que las estamos cubriendo…

..Y una de las principales, que va de la mano con el crecimiento que usted menciona, es la de la seguridad ciudadana. Que las personas sienten diariamente y hasta ahora no ven un plan orgánico que obtenga resultados visibles. Imagino que usted está de acuerdo con ese diagnóstico…
Sí, pero el tema de la inseguridad que se vive en el país, no es de este gobierno, no lo hemos creado nosotros. No es que antes de este gobierno había seguridad y ahora hay inseguridad…

Pero llevan dos años y medio…

Déjeme terminar, por favor… Lo que tenemos es un problema de décadas, donde han pasado gobiernos de 5 años, no de 2 años y medio, y no han podido resolverlo. Nosotros estamos en pos de resolver ese problema, luchamos para eso. Hoy, por ejemplo, se hace un megaoperativo en Ica. Se ha enviado a más de mil policías para reforzar la seguridad ahí, con el desarrollo de inteligencia previa. Y obtenemos resultados. Hoy se detuvo una avioneta con droga en el Vraem. Ayer incautamos más de 600 kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza. Estamos atacando los problemas que originan la inseguridad. Hay dos fuentes de más del 60% de delitos en el Perú: uno, la minería ilegal, y dos, el narcotráfico. Ambos generan sicariato, trata de mujeres, prostitución y trabajo ilegal infantil, manipulación dañina de insumos químicos (cianuro, mercurio), deforestación de suelos amazónicos y de zonas altoandinas, invasiones de terrenos, lavado de activos, blanqueo de capitales, asesinatos, extorsiones… entre otros delitos. Estamos atacando estos dos enemigos. Hemos resuelto el paro minero pero manteniendo la firmeza de un gobierno que no cederá en cuanto a los mineros ilegales…

Bueno, eso está en proceso. Aún hay sectores que se resisten…

Pero hemos construido un camino, usted no encontrará en la historia del Perú un gobierno que enfrente realmente este problema. Es importante la formalización de los mineros para que no sean un peso para el Estado, sino el motor de su desarrollo.

¿Y en cuanto al narcotráfico?

Le doy un dato: el 2011 heredamos la meta de erradicación de 10 ha, de hoja de coca que va al narcotráfico. El 2012 hemos elevado a 14 mil. El 2013 erradicamos 23 mil has., y este año pensamos superar largamente esa cifra. Hablamos de un universo de casi 60 mil ha, de hoja de coca que se siembra para el narcotráfico.

¿La política es de erradicación o de conversión de cultivos?

Es de conversión de cultivos porque sabemos que para la población cocalera el tema es económico… por eso debemos dar una solución económica.

Un sector que lo apoyó de lleno en las elecciones…

Nos apoyaron muchos sectores entre ellos los cocaleros, incluso llevamos parlamentarios de esos gremios. Por eso hacemos que quien lidere este proceso sea el Ministerio de Agricultura, no el de Interior.

Mañana: Sobre promesas electorales, programas sociales y el Fonavi.

“VAMOS A HACER VALER LAS ARMAS DE LA DEMOCRACIA PARA PONER ORDEN EN LA REGIÓN ÁNCASH”

¿Qué avances hay en el plano de la seguridad en el área urbana?

Hemos implementado y capacitado al personal policial. Hemos adquirido helicópteros que hace muchos años la Policía pedía, y adquirido patrulleros inteligentes, miles de vehículos. Además, hemos hecho una reforma en la Policía Nacional para aumentar sus remuneraciones, en todas las escalas y en cinco tramos que venimos cumpliendo disciplinadamente. Usted calcule cuánto estamos invirtiendo en esto. Sabemos que esa inversión no será suficiente aún para dar tranquilidad, pero vamos a seguir trabajando para recuperar la seguridad que requiere el país. Un dato más. Sé que mal de muchos es consuelo de tontos, pero a nivel latinoamericano no somos el país más inseguro: si mira los índices de criminalidad, estamos entre los que tienen el menor índice.

Como dice usted, eso no debería ser un consuelo…

No, no es un consuelo, pero sí es bueno que lo sepamos para saber dónde estamos parados.
Eso nos lleva a otro problema, el de la corrupción. Muchos de los pases al retiro y podas en la Policía y las Fuerzas Armadas están vinculados a eso. ¿Cuál ha sido el principal avance en esa línea?
Los pases al retiro en la PNP y las FFAA obedecen a una renovación institucional que se hace año a año, no a corrupción. Los temas de corrupción salen por medidas disciplinarias, como han sucedido varios casos. El problema que tenemos dadas las leyes que se han dado en el pasado es que hemos tenido casos de malos elementos policiales que después de haber sido dados de baja eran reincorporados a sus instituciones a través de recursos de amparo en el Poder Judicial. Este es un tema que ha minado la disciplina porque un jefe que litiga contra su institución ya no debería regresar. Se ha abusado de los amparos, y que se han dado en otras zonas del país, como en Ucayali sobre un problema en Lima, y lo consiguen así.

¿Eso los tiene maniatados?

Hemos venido combatiendo ese problema. Hoy la relación de oficiales reincorporados a la PNP y la FFAA es mínima. Hemos hecho una posición dentro del marco de la ley, nos hemos reunido en Consejo de Estado con el presidente del Poder Judicial, el fiscal de la Nación, el contralor, el presidente del Congreso, el premier, y hemos tenido el compromiso sincero, firme, del presidente del PJ para frenar estas leguleyadas, estas mañoserías, que hacen que malos elementos que fueron dados de baja por ladrones o lo que sea se reincorporen y eso genere un debilitamiento de la disciplina. Ese es un avance concreto.

Esto alude al problema en la región Áncash, donde los asesinatos recientes hacen que la población sienta impotencia y desconfianza de todas las autoridades.

Eso termina afectándonos a todos. Nosotros vemos con preocupación la situación de la región Áncash. Dentro del estado de Derecho tenemos que poner manos firmes todos los poderes del Estado, y eso hemos concluido en la última reunión del Consejo de Estado. Dentro de la política de seguridad hemos visto con preocupación el tema de Áncash, cada poder del Estado se ha comprometido a poner mayor atención ahí porque se está asesinando a autoridades políticas o candidatos a la región…

Una violencia diferente, más peligrosa… porque se da en el marco de una disputa por el poder.

Así es. Y aunque no quisiera adelantar juicios o medidas, la población de Áncash debe tener la confianza de que esto no lo vamos a tolerar. Vamos a hacer valer las armas de la democracia para poner orden en esta región. El pueblo de Áncash debe tener la seguridad de que no vamos a dejar que los crímenes queden impunes, porque afectan nuestra condición de ciudadanos, nuestra credibilidad como políticos, así que vamos a tomar cartas en el asunto como parte de la política de seguridad que debemos dar a todo el país. Creemos importante, en ese sentido, que las autoridades competentes hagan las investigaciones del caso, y que lleguen a encontrar a los responsables para que ellos paguen en la cárcel los delitos que han cometido.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s