Cataluna

 

La presión de la Delegación del Gobierno ha logrado que 19 municipios catalanes restituyan la enseña de España en sus sedes
La bandera nacional gana más batallas en Cataluña
EFE
Llanos de Luna y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en Barcelona
Un alcalde independentista que se precie está obligado a arriar la bandera española del edificio consistorial. Así ocurre en numerosos municipios catalanes que se han sumado al proceso secesionista que lidera el presidente Artur Mas, algo que vulnera la ley de banderas 39/1981. Sin embargo, la presión de la delegación del Gobierno en Cataluña ha permitido que, en esta guerra de banderas, el Estado comience a ganar batallas.

En los últimos dos años, un total de 19 municipios han restituido la enseña nacional tras recibir el requerimiento de la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, o, en caso de persistir en su negativa, tras la notificación del correspondiente recurso vía Contencioso-Administrativa. Se trata de Abrera, Els Hostalets de Pierola, Sentmenat, Vacarisses, Santa Coloma de Cervelló y Sant Sadurní d’Anoia, todos ellos en la provincia de Barcelona.

También han izado la enseña rojigualda Agramunt, Cervera, Golmés, Ribera d’Urgellet, el Consejo Comarcal del Segrià, Consejo Comarcal de l’Urgell, situados en la provincia de Lérida. En lo que respecta a las comarcas gerundenses, han acatado las instrucciones del Estado Bolvir, Mont-ras, Palafrugell, Palamós, Puigcerdà y el Consell Comarcal de la Cerdanya. Finalmente, Mora d’Ebre, emplazada en la provincia de Tarragona, también ha optado finalmente por acatar la ley. La mayoría de ellos son miembros de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y algunos se han declarado, asimismo, insumisos fiscales o «territorios libres y soberanos», decisiones impugnadas también por el Estado.

El artículo 3.1 de la citada norma indica que «la bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica provincial o insular y municipal del Estado». Pese a ello, un buen número de localidades que se proclaman soberanistas escondían la enseña nacional como símbolo de rechazo a las instituciones españolas.

16 años sin bandera
Un caso paradigmático es el del Ayuntamiento de Sant Sadurní d’Anoia, que después de 16 años ha vuelto a izar la bandera en la fachada. No obstante, el pleno del Ayuntamiento -la oposición de la alcaldesa socialista- aprobó instalar una placa en la que se dice que la bandera ondea «por imperativo legal» con los votos de CiU y ERC. Santa Coloma de Cervelló, municipio tristemente famoso por dedicar una plaza al terrorista implicado en el asesinato del industrial José María Bultó, también ha decidido cumplir con la ley.

Por hacer cumplir la ley, Llanos de Luna ha sido declarada persona «non grata» en Gerona y ha sido objeto de una denuncia de la AMI por su decisión de llevar ante el juez a aquellos consistorios que están suscritos a esta asociación secesionista y pagan su cuota con fondos municipales. Una treintena de ayuntamientos han sido objeto de recursos en este sentido, entre ellos Begues o Vic, cuyo alcalde, el ex dirigente de UDC Josep Maria Vila d’Abadal, es el presidente de AMI. Esta localidad barcelonesa ha cedido locales públicos para que esta asociación realice su proselitismo separatista.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s