Ya les hable del mantenimiento y muros de contencion

 

La muerte parece estar íntimamente asociada a la Quebrada del Toro, un sector de la carretera Panamericana Sur en la provincia de Camaná que fue testigo de decenas de decesos por accidentes de buses de transporte interprovincial de pasajeros. Los últimos pertenecían a las empresas Caminos del Inca y Flores Hermanos, que en dos siniestros, en menos de 48 horas, dejaron el saldo de 20 personas fallecidas.

¿Qué es lo que sucede en este tramo? Según la Dirección de Investigación de Accidentes de Tránsito (DIAT) de Camaná, el trecho de 50 kilómetros cuenta con peligrosas curvas que sumadas a fallas humanas desencadenan accidentes. Como mínimo existen 12 giros, de los cuales dos son cerrados y los demás son bastante pronunciados.

En la vía, los puntos fatales son constantes. El primer accidente referido ocurrió en el kilómetro 858, el viernes 23 a las 00.20 horas. En ese momento, el bus de Caminos del Inca de placa de UH-5379 cayó a un barranco de 80 metros por un “pestañeo” del chofer.

El segundo siniestro se registró en el kilómetro 862, 36 horas después. Dos buses de Flores Hermanos, de placas Z7A-959 y Z7L-957, casi colisionan frontalmente por tratar de adelantar a otros vehículos. Una maniobra forzada causó que la primera unidad se desbarranque.

Como otro ejemplo está la colisión del bus de la empresa Gil Muñoz, registrada en enero de este año. Esta sucedió en el kilómetro 860 y ocasionó la muerte de siete personas.

Para el jefe de la Policía de Tránsito, comandante PNP Francis Alarcón, los errores son mayormente humanos, sin embargo señala que factores como la neblina que invade en ocasiones la zona, el estado de la carretera y calidad de la señalización pueden ser determinantes.

Indicó que muchos de los choferes circulan a más de 60 kilómetros por hora (km/h), cuando lo permitido en esta zona es de 20 a 25 km/h.

MEDIDAS A TOMAR
El titular de la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones (GRTC), Adolfo Donaire Saroli, sostuvo que se debe intervenir la vía para mejorarla. Explicó que hay puntos en donde el afirmado no es óptimo. “El tramo crítico de accidentes está comprendido entre el kilómetro 845 y 860”, dijo.

Sin embargo, Marco Chauca, gerente general de la Corporación Administradora de Terminales Terrestres (Corattsa), afirma que se deben realizar trabajos solo si es que se cuenta con especialistas en ingeniería de tránsito. “No hay criterios técnicos ni para poner un semáforo”, dijo.

Donaire anunció que en una reunión que sostendrán el próximo jueves con la DIAT, la Policía de Tránsito y autoridades competentes, solicitarán a Provías Nacional y Descentralizado la ampliación a 4 carriles de la vía entre los kilómetros 845 y 860. También propondrán la construcción de una nueva ruta. Acotó que colocarán guardavías en las curvas más cerradas para evitar caídas. La señalización horizontal y vertical también se mejoraría.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s