VEAMOS QUE PASA.

Por primera vez en la historia, el nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) fue oficializado en una ceremonia presidida por el presidente del Congreso, Fredy Otárola, quien aprovechó la ocasión para exhortar a este colegiado a respetar los fueros.

“Señores magistrados, el Tribunal Constitucional tiene amplias y precisas atribuciones, pero no puede legislar o invadir fueros. Esa es tarea exclusiva y excluyente del Congreso de la República”, subrayó.

El titular Parlamento pidió no buscar “reflexiones forzadas” que invadan otras facultades y remarcó que gran parte de la legitimidad del TC radica en el imprescindible autocontrol, lo cual implica respeto a otras instituciones.

En esa línea, exhortó al TC para que “en adelante” se respete la predictibilidad en la aplicación de normas y resolución de casos.

Aunque no todo fueron exhortaciones. En su discurso, Otárola reconoció también el papel que jugó el TC en la defensa de la democracia, cuando algunos magistrados emitieron un fallo sobre la segunda reelección presidencial de Alberto Fujimori.

Sostuvo que el país no debe olvidar que fue este órgano el que se pronunció sobre los límites de la Constitución respecto a la reelección, una decisión que ocasionó la destitución sus miembros.
“Conozco la calidad profesional de los elegidos. Estamos seguros de que van a consolidar una institución necesaria para la democracia”, expresó.

Tras la intervención de Otárola se entregaron las credenciales a Ernesto Blume Fortini, Eloy Espinosa Saldaña, Marianella Ledesma Narváez, Manuel Miranda Canales, Carlos Ramos Núñez y José Luis Sardón de Taboada, quienes fueron designados el pasado miércoles 21 de mayo.

Al término de la ceremonia, el presidente del TC, Óscar Urviola, respaldó la invocación de Fredy Otárola y sostuvo quelos magistrados saben que su actividad se desarrolla dentro del orden constitucional.

“(La invocación) la tomo en toda su magnitud y eso es lo mismo que he dicho yo. Los magistrados que se incorporaron a este colegiado saben perfectamente que no pueden desarrollar una actividad irrestricta, sino dentro del orden constitucional, sin invadir los campos que corresponden a otras instituciones”, expresó.

En más de una ocasión se han cuestionado fallos del TC por invadir las atribuciones de otras entidades. El caso más reciente es la sentencia dictada por tres magistrados con plazo vencido, que decide el nombramiento de un fiscal superior pese a que solo puede hacerlo el Consejo Nacional de la Magistratura.

CASOS EN CONTROVERSIA

El ministro de Justicia, Daniel Figallo, respaldó a Otárola y señaló que en un sistema constitucional las instituciones tienen sus competencias, pero también la posibilidad de ser controladas por otro órgano.

“Es importante que todos se ajusten a sus competencias para que no haya invasiones”, dijo Figallo, quien recordó la controversia entre el TC y el CNM por el nombramiento de fiscales.

Por ello, el titular de la cartera de Justicia se pronunció a favor de que los nuevos magistrados del TC que asumirán sus cargos la próxima semana sean los encargados de resolver los casos pendientes en dicha instancia y sobre los cuales existe controversia o dudas.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s