Discurso de Humala (La Republica.)

 

Repase aquí los puntos relevantes de los cuatro mensajes que ha dado el mandatario desde

Los mensajes presidenciales que ha dado Ollanta Humala cada 28 de julio desde que inició su Gobierno se han caracterizado por resaltar su interés por la inclusión social. El mandatario peruano también ha abordado otros temas de suma importancia para la población, como la lucha contra la inseguridad ciudadana, la realidad económica del país y las mejoras en los sectores salud y educación.

SEGURIDAD CIUDADANA

En su primer discurso, el 28 de julio del 2011, Humala aseguró que soñaba “con un Perú donde la vida no sea un riesgo, donde las ciudades sean espacios seguros y los ciudadanos se encuentren protegidos”. Explicó, además, que el tema de la seguridad ciudadana “arrastra 10 años de fracasos” debido a la “ausencia de liderazgo político”.

Tres años después, ha tomado juramento a seis ministros del Interior (ver foto interactiva). La mayoría de ellos se tuvo que marchar en medio de crisis políticas, como la que surgió tras la muerte de cinco personas durante las protestas contra el proyecto minero Conga o el fracaso de un operativo contra el terrorismo en el Vrae, donde murieron policías y militares.

En ese mismo discurso, anunció cambios en el sistema 1 x 1 en el servicio policial y prometió mejoras salariales para los policías. Ya en el mensaje presidencial del 28 de julio del 2012, prometió seguir “realizando nuestros mayores esfuerzos buscando estructurar órganos más operativos para combatir el flagelo de la criminalidad y la delincuencia”.

Además, volvió a anunciar una nueva escala remunerativa para la Policía Nacional “que permita cumplir con los anhelos de nuestro personal y sus familias”. También recordó la captura de 136 terroristas, entre ellos importantes mandos y líderes en las zonas del Vrae y Alto Huallaga.

Destacó, en ese sentido, la captura del cabecilla Florindo Eleuterio Flores, alias ‘Artemino’. Luego reconoció que “en los últimos años, los niveles delictivos y de inseguridad se han incrementado notablemente”, por lo que “ha llegado el momento de tomar decisiones inmediatas para avanzar en la construcción de un marco legal que permita (más) resultados concretos”.

Sin embargo, en el discurso del 28 de julio del 2013, lamentó que “en el Perú se viene observando un crecimiento de las acciones delictivas”, y volvió a asegurar que la tarea era “actuar con decisión porque la inseguridad hace difícil el camino al desarrollo”.

Este año, ya con el ministro Daniel Urresti a cargo de la cartera del Interior, se esperaba un mensaje determinante en este delicado tema. Sin embargo, Humala solo hizo un recuento de los logros y anunció el incremento de efectivos policiales.

“Hemos llegado a desactivar alrededor de 4 mil bandas delincuencias, (…) Ahora incrementaremos la PNP en 30 mil efectivos, reforzaremos la investigación criminal y la inteligencia operativa”, dijo.

SALUD

Ollanta Humala prometió en su primer discurso que para el 2015 el país contaría con un hospital en cada provincia. En ese momento, según explicó, faltaba trabajar en ese tema en aproximadamente 50 capitales provinciales.

Ya en el mensaje presidencial del 2012, propuso que en la Ley de Presupuesto para el 2013 se incorporen incentivos remunerativos y profesionales para quienes escojan atender en los establecimientos de salud más alejados.

Además, habló de tres prioridades en este sector: mejora y acceso a los servicios de salud, promoción de una cultura de salud y mejora de la calidad de vida.

El 28 de julio del 2013, Humala anunció el inicio de una “importante reforma destinada a mejorar los servicios y lograr la universalización del Seguro Integral de Salud. En ese sentido, habló de reorganizar el Ministerio de Salud y establecer una nueva escala remunerativa “dirigida a revalorar los recusos humanos que sustentan estos servicios”.

Sin embargo, las discrepancias entre el Ministerio de Salud, EsSalud y los gremios médicos en el tema del incremento salarial provocaron huelgas que aún no llegan a su fin.

Este lunes, Ollanta Humala no se refirió a los reclamos de los médicos y realizó otros anuncios enfocados en la atención de sectores indefensos de la población. Aseguró que para diciembre de este año, “todas las madres gestantes y niños que nazcan en el país estarán protegidos por un seguro de salud”.

EDUCACIÓN

El presidente aseguró, en su primer discurso, que se establecerían jornadas de estudio de 8 horas. Un año después, el 28 de julio del 2012, no se refirió a esa promesa y habló de tres prioridades en educación: mejorar los aprendizajes de todos los estudiantes, relanzar el trabajo con el magisterio y modernizar la gestión para que los cambios sean sostenibles.

Además, desde el inicio de su gestión, Humala aseguró que se reforzaría el sistema de acreditación universitaria. También anunció la creación de Beca 18. Ya en el discurso del 2012, aseguró que se entregaron cuatro mil becas para estudios en el país e iniciaría la convocatoria de becas integrales para realizar estudios en el extranjero.

También informó que estaba presentando en el Congreso un proyecto de ley de desarrollo docente, que incluía mejoras remunerativas basadas en la meritocracia. Ya en el discurso del 2013, resaltó la incorporación de 248 mil docentes bajo un régimen de formación continua y con mejores salarios.

Confirmó, además, que más de 14 mil jóvenes provenientes de las zonas más pobres del país estaban estudiando gracias al programa Beca 18 y otras modalidades de beca. Propuso, en ese sentido, llegar a 25 mil becas para el 2016.

Y en el discurso de este 28 de julio del 2014, Humala informó que elevará en 0.5 % el presupuesto para este sector. Es decir, la cartera de educación tendrá el 3.5 % del Producto Bruto Interno. Además, aseguró que que, a partir del 2015, la enseñanza del idioma inglés se fortalecerá en la educación básica.

PROGRAMAS SOCIALES

El tema predilecto de la gestión de Ollanta Humala, la inclusión social, fue abordado en cada uno de los mensajes de 28 de julio. En el primero de ellos, el mandatario aseguró al pueblo peruano que dedicaría toda su energía en “sentar las bases para que borremos definitivamente el lacerante rostro de la exclusión y la pobreza”.

Entre las medidas que anunció destacaron la extensión del programa Juntos, que llegaría a 800 distritos pobres, así como la protección de los adultos mayores en extrema pobreza a través del programa Pensión 65.

En su segundo discurso, el 28 de julio del 2012, volvió a hablar del “crecimiento (económico) con inclusión social”, e informó que Pensión 65 llegó a 990 distritos, superando en este punto a la meta prevista (800 distritos).

Pese a ello, reconoció que no logró “todo lo que nos propusimos alcanzar” en el primer año de gestión, y anunció nuevos programas sociales como Qali Warma, que otorga desayunos a escolares de las zonas pobres del país,

“Para el 2016, esperamos estar atendiendo a 3.9 millones de infantes en las escuelas de inicial y primaria a nivel nacional”, dijo. Y ya en el discurso del 2013, aseguró que el citado programa “atiende a dos millones y medio de escolares, esperando que en el 2014 se llegue a tres millones”.

Desde su creación, Qali Warma se convirtió en uno de los programas sociales más criticados del actual gobierno. Los casos de intoxicación de escolares que recibieron alimentos en mal estado golpearon con dureza al Ministerios de la Mujer y Población Vulnerables, y fue sometido a profundas reformas.

Este lunes, confirmó que continuará con el Plan Integral de Reparaciones para las víctimas de la violencia; y anunció que se ha creado el servicio ‘Vidas’, que atiende a mujeres embarazadas a causa de violación sexual.

ECONOMÍA

En este tema, el mandatario peruano fue cambiando su discurso golpeado por la reducción del crecimiento de la economía peruana. Cuando asumió su mandato, la economía crecía a un ritmo de 6 % al año. Incluso, en diciembre del 2011, el ministro de Economía, Miguel Castilla, anunció que la previsión del crecimiento se podría revisar al alza, pues bordeaba el 7 %.

En ese contexto, Humala prometió mantener y consolidar “un crecimiento sano de la economía y sus estándares macroeconómicos”. Y en el discurso del 28 de julio 2012, volvió a mostrar optimismo y dijo que “la economía peruana muestra un sólido desempeño”.

“Nuestro país creció más de 6 % durante los últimos 12 meses y se mantiene como una de las naciones más dinámicas del mundo”, dijo. Un año después, mencionó la crisis económica global, pero aseguró que “tenemos con qué defendernos”.

“Las elevadas reservas internacionales, los bajos niveles de endeudamiento público, la solidez de nuestro sistema financiero, la mayor capacidad adquisitiva de una pujante clase media y el notable esfuerzo emprendedor de nuestra población son nuestros principales activos en este escenario”, dijo.

Esta vez, en su cuarto discurso, pese a expectativas de crecimiento revisadas a la baja (del 6 % a 5%, según estimaciones del BCR), Humala aseguró que el Perú seguirá siendo el país con mayor crecimiento y menor inflación en América Latina.

Proyección de crecimiento del PBI hasta el 2017.

 

SUELDO MÍNIMO

Ollanta Humala inició su gestión anunciando un incremento del sueldo mínimo vital. Cuando asumió el cargo, este era de 600 soles.

En su discurso del 28 de julio del 2011, informó que el sueldo básico se incrementaría 75 soles en dos oportunidades: la primera de ellas en agosto de ese año; la segunda, en 2012. Además,, aclaró que “estos aumentos deben propiciar un proceso continuo de revalorización del salario básico ligado a la productividad y al crecimiento económico, relacionado con una política global de reducción de la informalidad y de preservación y fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas”.

Ya en el discurso del 28 de julio del 2012, recordó al país que cumplió con elevar el salario mínimo vital a 750 soles.

Ya en febrero del 2014, políticos y economistas pusieron nuevamente en agenda el tema del salario mínimo, lo puso en aprietos al mandatario y acabó con la renuncia de César Villanueva, quien se desempeñaba como primer ministro.

Ese mes, Villanueva aseguró a la prensa que el Gobierno evaluaba la posibilidad de incrementar el salario mínimo, pero luego fue desmentido por la primera dama, Nadine Heredia; y el ministro de Economía, Luis Miguel Castilla. Ello provocó que dejara el cargo.

PUEDE LEER: LOS ÚLTIMOS DÍAS DE VILLANUEVA

En su cuarto discurso, no abordó este tema, dejando dudas sobre la posibilidad de que el salario mínimo pueda ser revisado nuevamente antes de que termine su gestió

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s