Autentico.

Juan Montaño ‘DÍGAME NEGRO, QUE NO ME OFENDE’
El profesor y columnista de opinión Juan Montaño es conocido por el apelativo de ‘Jazzman’, con el que se autobautizó para escribir; desde esa misma voz y visión del mundo de sus columnas, aborda el racismo.
Esta es una entrevista para musicalizar con las obras maestras de Duke Ellington, porque como dice Juan Montaño, “no hay nada más negro en la música que el jazz”. Y Montaño es un negro orgulloso de serlo y de que, además, le digan así.

A los 30 segundos de conocernos y entrar a una de las aulas de la Universidad Luis Vargas Torres, donde da clases, me hace un comentario gracioso e inmediatamente el hielo se hace trizas. De ahí en más, la conversación –abrigada por el calor del mediodía esmeraldeño– es como un caramelo que uno quisiera que no se acabe.
Pero se acaba, y una hora y media después ya nos estamos despidiendo en su casa del barrio Los Almendros, con un abrazo y una sonrisa.

¿Los negros están de moda, como dice la canción?
Bueno, siempre lo estuvieron. El racismo como se lo conoce hoy tendrá unos 500 años. Para la llegada de Colón a América había muchísimos negros en la Península. ‘El Lazarillo de Tormes’ ya habla de personas negras; entonces siempre estuvieron de moda (los negros), pero para destruir esa moda había que dañar su imagen.

¿Cómo es ser negro aquí?
Nosotros tenemos que cobrar el córner e irlo a cabecear. Si Agustín Delgado no era él, nadie se hubiera preocupado del momento difícil que tuvo.

¿Si hubiera sido Gabriela Rivadeneira, la gente no se hubiera burlado?
La oposición se hubiera cogido de eso con quien fuera. Pero si un afroecuatoriano no da más, si fracasa en la administración pública, todos dirán que es por incapacidad. Bruto sería la palabra: ‘ese negro bruto que fracasó’. Los otros fracasan por otras razones.

¿La vara que los mide a ustedes es más rigurosa?
Claro, por racismo. Una de las preocupaciones cuando yo salí a estudiar a la Unión Soviética era que fuera a fracasar y la gente dijera que fracasé, pero no porque era un lugar helado, por ejemplo, sino por bruto.

Pasa también con las mujeres, sobre todo en el trabajo.
Sí. Y dicen que hay mujeres blancas. Yo no sé. Porque me parece que a todas las tratan como que fueran negras (suelta una carcajada).

¿Qué es el racismo?
Es una ideología que ahora casi toda la sociedad tiene instalada en la cabeza. Sus expresiones son la discriminación, categorización y desvalorización de las personas. El racismo no es otra cosa que odio por otra persona.

¿Ecuador es racista?
Sí, sí. Pero nadie o muy pocos tienen el valor de admitirlo. El ejemplo más claro es lo que le pasa a Agustín Delgado.

Entonces para usted quienes criticaron al ‘Tin’ lo hicieron por racismo.
La mayoría. Otros lo critican porque están en la oposición política; y están los que honestamente critican la forma como él leyó. A esos no los juzgo. Lo que no está bien es lo que hace la mayoría, que mezcla la raza con un desacierto. La ideología racista activa esos estándares elevadísimos para aplicárselos a los negros.

En Estados Unidos para que los negros accedieran a la ciudadanía se inventaron unas pruebas absurdas e imposibles de cumplir.
Pero nuestra Constitución hasta el año 1945 decía que para ser ciudadano del Ecuador había que saber leer y escribir. Y gran parte de la población afroecuatoriana era analfabeta. ¿Cuándo tenemos el primer diputado? En 1830 se constituye el Ecuador y recién en 1979 Jaime Hurtado se convierte en el primer diputado negro de nuestra vida republicana.

Es increíble.
Eso significa que la gente termina por asumir el punto de vista del opresor. Cuántas personas negras no estarán también criticando a Delgado, diciendo, ‘¿para qué se metió?’ Y no analizan que a lo mejor él tuvo dificultades antes; pero que obviamente ya en el cargo él debió prepararse.

¿El racismo se cura con corrección política?
Esos son paliativos. El racismo se cura con educación.

¿Y con sanciones civiles o penales?
También; para evitar que se desborde, como pasó en 1996, que quemaron viva a una persona en el Oriente.

¿De qué está constituida mayoritariamente la cabeza de una persona racista?
Iba a decir una palabra, pero… Bueno, tiene basura, vamos a dejarlo así. Esa basura sí se puede barrer de la cabeza de una persona; y están las leyes para impedir que la basura se vuelva un problema.

¿Qué sigue alimentando estos cerebros-basureros?
La diferencia entre clases; mientras esta siga siendo una sociedad clasista eso no cambiará. Si un mestizo y yo pedimos el mismo puesto, hay un estudio que dice que yo tengo 0,3 décimas de probabilidad, ni siquiera una, de conseguirlo. Con las mismas capacidades y el mismo diploma.

¿Cuál es el antídoto más efectivo contra el racismo?
Sigue siendo la educación. Pero no solo la del aula y la casa, sino también a través de cómo nos relacionamos entre nosotros en el barrio, por ejemplo. Soy contrario a los chistes de cualquier tipo contra cualquier persona. El racismo comenzó por un mal chiste y continúa alimentándose de malos chistes.

Por defender derechos nos estamos convirtiendo en una sociedad mustia.
Eso es verdad. Hay gente que tiene miedo de decirle a uno negro, y se inventan cosas como morenito, canelita, zambito y uno tiene que decirles dígame negro, que no me ofende.

Ahí se le quita la carga negativa a la palabra, apropiándose de ella.
Claro. Yo no quiero que me digan morenito, yo soy negro.

¿Negros, indios o asiáticos no son racistas?
No voy a responder por los otros, pero es probable que en el caso nuestro haya alguien racista, y creo que podría ser más una reacción defensiva.

¿Cuál de estos males aqueja más al Ecuador: racismo, machismo o clasismo?
Creo que el racismo, porque puede incluso impregnar a los otros dos, sobre todo al clasismo. Pero el machismo es grave también.

Aparte de las manifestaciones explícitas de odio, qué otras expresiones tiene el racismo.
La negación de todo lo bueno que pueda producir esa cultura e incluso la reconstrucción de una historia que no le corresponde. Por ejemplo, que no aparezcan en la historia próceres negros, que las calles sigan llevando nombres de negreros, todo eso… y la invisibilización: no te segrego, no te discrimino, te llamo adecuadamente, pero, eso sí, para mí nunca has existido. Eso pasa en Ecuador.

¿Qué opina de la decisión de una editorial de EE.UU. de cambiar ‘nigger’ por ‘afro american’ en ‘Las aventuras de Huckleberry Finn’?
Tendríamos que comenzar a borrar ‘El Quijote’, las obras de Lope de Vega, Shakespeare, lo que se ha escrito también aquí. No, no; eso es absurdo. Yo no estoy de acuerdo.

Enumere privilegios blanco-mestizos en Ecuador.
El ascenso social y los cargos administrativos de mayor importancia.

Un rapero negro de Estados Unidos dice que ser famoso es como ser blanco.
Podría ser.

Juan Montaño
Nació en Esmeraldas en 1955. Es ingeniero químico por la Universidad Estatal Rusa de Petróleo y Gas Gúbkin; vivió en Rusia seis años. Tiene una maestría en Control de Riesgos por el IAEN. Es profesor de química analítica en la Universidad Luis Vargas Torres (Esmeraldas). Columnista de opinión de diario Hoy desde 1996 y además escribe ficción; ha publicado dos libros de relatos

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s