Un concepto incompleto/

 

La institución dice que el reto más grande para los países de la región es la implementación efectiva de las leyes que protegen a las mujeres contra la violencia

El estudio “Doing Business en Centroamérica y la República Dominicana 2015”, incluye una perspectiva de género con un análisis regional de los indicadores publicados por el Banco Mundial en el estudio publicado cada dos años: “Mujer, Empresa y el Derecho”, donde destaca como clave el papel de la mujer en el desarrollo económico de los seis países.

La institución financiera asegura que las mujeres representan la mitad de la población y del potencial capital humano disponible en los países. Además, el estudio analiza los incentivos y las restricciones legales y regulatorias que afectan a las mujeres a la hora de abrir sus propias empresas o desenvolverse en el mercado laboral.

Entre 1960 y 2010, 15 países de Latinoamérica y el Caribe redujeron alrededor del 84 por ciento de las restricciones legales a las mujeres para adquirir y administrar propiedades y para actuar por sí mismas, por ejemplo, al obtener financiamiento, abrir una cuenta bancaria o firmar un contrato.

Bajo la medición de Mujer, Empresa y el Derecho, en la República Dominicana, al igual que en otros 14 países como Canadá y España, ya no existen diferencias en la ley entre hombres y mujeres desde 2013. Sin embargo, en los cinco países centroamericanos, persisten algunas restricciones que disminuyen su estatus legal como cabeza de familia o limitan su acceso a determinados trabajos.

La legislación civil de Honduras, por ejemplo, otorga prioridad al hombre dentro del matrimonio para actuar en representación de los hijos menores. En el caso de Nicaragua, la mujer puede representar a su familia solamente en ausencia de su esposo.

En materia laboral, las leyes de Costa Rica, Honduras Panamá y Nicaragua prohíben el acceso de mujeres a ciertos trabajos. Limitaciones de poder trabajar en horario nocturno, por ejemplo, como existe en Costa Rica, podrían reducir la participación laboral femenina en sectores que operan las 24 horas del día.

Establecer por ley una edad de retiro obligatorio más baja para las mujeres en comparación con los hombres puede también limitar su carrera profesional a través del tiempo, y así afectar negativamente la pensión y otros beneficios de jubilación. Esto sucede en El Salvador, Honduras y Panamá, señala el estudio.

Por otro lado, enfatiza que incentivos como la prohibición de despido durante el embarazo, licencias remuneradas por maternidad o paternidad y leyes que protegen el principio de igualdad en la remuneración promueven la participación laboral de las mujeres.

En los seis países de Centroamérica y la República Dominicana, los gobiernos han adoptado la buena práctica de subsidiar el pago de licencias por maternidad con una participación porcentual de los empleadores; en El Salvador, el gobierno subsidia el 100% destaca el informe.

Otro incentivo se concede con leyes que buscan aumentar su participación en cargos de alto poder de decisión. En los seis países de Centroamérica y en la República Dominicana se han aprobado leyes estableciendo cuotas de participación femenina en listas electorales para cargos en el congreso y de nivel municipal.

El reto más grande para los países de la región es la implementación efectiva de las leyes que protegen a las mujeres contra la violencia. A pesar de contar con todo tipo de leyes contra la violencia doméstica y diferentes tipos de abuso (físico, sexual, y psicológico), la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe estima que hasta un 40% de las mujeres en la región podrían verse afectadas por violencia física.

El informe señala que además del sufrimiento directo de las víctimas, la violencia contra las mujeres tiene repercusiones económicas para la sociedad,incluyendo costos más altos en los sistemas de salud y justicia, así como la pérdida de productividad de empresas locales.

En Centroamérica y la República Dominicana, ha aumentado el porcentaje de mujeres en la fuerza laboral a 48 por ciento, pero éste sigue siendo menor que en otras regiones y está por debajo del promedio de 54 por ciento en Latinoamérica y el Caribe.

El Banco Mundial señala que en último siglo, el rol de las mujeres ha sido clave para el desarrollo económico mundial. “Eliminar los obstáculos legales a las mujeres genera beneficios económicos más allá de la igualdad de género” expone en su estudio. Agrega que las mujeres representan la mitad de la población y del potencial capital humano disponible en los países. Toda accion debe tener una  reaccion. como se dice para la mujer la educacion sexual es un derecho, evitaria el abuso de  ser maltratada, asi como la autosuficiencia contribuiria positivamente en la sociedad.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s