Temprano pero a calentar motores- no faltaran aburridos ayayeros que quieren vivir del candidato de turno

Las ideas

Se inicia la campaña electoral con más ruido que ideas

Por lo menos cinco de los precandidatos presidenciales ya se encuentran en campaña; sus viajes a las regiones, entrevistas y otras apariciones públicas indican que el acto de proclamación partidaria de sus candidaturas será el cumplimiento de la formalidad, en un sistema político donde la mayoría de candidatos eligen a sus partidos y no al revés.

La campaña se ha iniciado y será una de las más largas de las últimas décadas. Se advierte que el primer afán de los postulantes al sillón presidencial es la ampliación de las plataformas que impulsarán sus candidaturas. Con ese propósito se ha iniciado el juego de acercamientos y alianzas en la búsqueda de ensanchar espacios y en algunos casos ubicar un esquivo centro político.

La izquierda prepara el lanzamiento de dos frentes, mientras que el Apra ha iniciado la cooptación de líderes regionales y sociales, y el fichaje de ex militantes toledistas, un movimiento increíble que denota la capacidad de atracción de su liderazgo y, al mismo tiempo, el pragmatismo de los fichados. Por su parte, Pedro Pablo Kuzcynski y Alejandro Toledo, presionados por las candidaturas que estrechan su capacidad de acción, ensayan cada uno esquemas de alianza en la búsqueda de partidos aliados que no tengan pretensiones presidenciales. Finalmente, Keiko Fujimori, ungida por su padre condenado por corrupción, recorre el país inaugurando locales en las provincias más alejadas, en tanto que Daniel Urresti reagrupa las debilitadas filas del nacionalismo.

Estos no son movimientos extraños; forman parte de la creación de bloques electorales o el fortalecimiento de candidaturas nacionales en el contexto de la debilidad de los partidos, la mayoría de los cuales carece de estructura en todo el país.

Lamentablemente, estos afanes no están acompañados de un discurso sobre el Perú y un diseño de agendas y compromisos. La lógica organicista que preside los movimientos de los líderes políticos es alterada a veces por la toma de posición sobre la política menuda, asuntos de corto plazo y roces personales, en sustitución de un gigantesco silencio en materia económica especialmente en lo que atañe a las políticas de crecimiento y distribución. Esta omisión se extiende a temas que reclaman contundencia, voluntad política y precisión, particularmente la corrupción, la reforma política y la descentralización.

Los anteriores procesos electorales fueron más ricos en contenido. El que se inicia tiene como denominador común la autorreferencia de los candidatos, la búsqueda de sí mismos, la construcción de espacios centrados alrededor de las personas y la recurrencia permanente a las relaciones entre el candidato y sus adversarios. En cambio, no se aprecia una relación del candidato con el país y con un grupo de problemas sobre los cuales debería expresarse un discurso específico.

La explicación de que faltan aún varios meses para las elecciones, no es nueva. Sucedió lo mismo en las elecciones regionales y municipales del año pasado, cuando los candidatos se trenzaron en una campaña llena de ruido y sin ideas, de la que emergieron representantes elegidos sin mandatos y compromisos claros, con las manos libres para hacer y deshacer con una alta cuota de discrecionalidad.

Es ahora y no más tarde que la opinión pública debe exigir de quienes aspiran al gobierno de la nación mensajes precisos que eviten una campaña adjetiva.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s