Lo ultimo sobre Islay

noticia principal
FUERZAS ARMADAS APOYARÁN A LA POLICÍA EN AREQUIPA
Restablecerán el orden interno y evitarán actos de violencia en Islay
Titulares del Interior, Justicia y Defensa coordinaron plan para proteger a la población afectada.
Los ministro de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Adrianzén Olaya; del Interior, José Luis Pérez Guadalupe; y de Defensa, Jakke Valakivi coordinaron en Arequipa, por tercer día consecutivo, el plan de acción para el apoyo que darán las Fuerzas Armadas a la Policía Nacional, a fin de restablecer la paz, la tranquilidad y el orden interno en la provincia de Islay.
Mediante una resolución ministerial, el Ejecutivo autorizó el ingreso de las Fuerzas Armadas a la provincia de Islay del 9 de mayo al 7 de junio de 2015, para asegurar el control y mantenimiento del orden interno y evitar actos de violencia con ocasión de las movilizaciones. La presencia de las Fuerzas Armadas, precisa el Ministerio del Interior, no constituye una declaratoria del estado de emergencia.

Las Fuerzas Armadas realizarán una labor de apoyo a la misión de la PNP y no desarrollarán acciones de patrullaje en ciudades ni pueblos. Su labor estará dirigida a apoyar el cuidado de servicios públicos y lugares estratégicos, garantizar la plena vigencia del derecho a la libertad y seguridad personales, a la libertad de tránsito por las vías y carreteras, el derecho a la paz y a la tranquilidad.

Adrianzén explicó que lo establecido en la referida resolución “no implica un estado de emergencia”, y se realiza al amparo de lo establecido en los decretos legislativos 738 y 1095.

“Nuestra Policía Nacional continuará con el control del orden interno, y las Fuerzas Armadas, a través de operaciones conjuntas, les brindará el apoyo que requiera”, indicó. “Los invocamos a cesar los actos de violencia”, recalcó.

Adrianzén hizo estas declaraciones a su retorno a Lima, luego de participar en una mesa de trabajo en Arequipa junto a otros ministros de Estado y a las máximas autoridades del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Recuperar la paz

Valakivi dijo esperar que la presencia militar en esta localidad permita recuperar la paz tras las acciones de violencia suscitadas entre los sectores opuestos al proyecto cuprífero y la Policía Nacional.

“Las Fuerzas Armadas ayudarán a la Policía Nacional en las labores que se realicen para estabilizar y superar los actos violentos de días pasados, que esperemos cesen a partir de ahora”, indicó el funcionario.

Informó que serán más de 2,000 los miembros de las Fuerzas Armadas que apoyarán a los agentes de la Policía Nacional en el control del orden en Islay.

Detalló que los militares destinados a la zona proceden de diferentes puntos del país, especialmente del sur, y en las próximas horas arribarán para dar apoyo en puntos estratégicos de Islay.

Aclaró que las Fuerzas Armadas no harán patrullajes por las calles, ya que su misión es respaldar la labor policial cuidando instalaciones estratégicas y servicios públicos esenciales, como puentes y carreteras.

“La intervención directa seguirá siendo de la Policía, como corresponde. Las Fuerzas Armadas darán el soporte necesario”, enfatizó.

Asimismo, señaló que la medida fue materia de evaluación constante, y no una decisión repentina. “Vimos las diferentes situaciones que se presentaron y era hora de intervenir y devolver la tranquilidad a la zona”, añadió.

Desde Arequipa, dijo que se analizó la situación previa y actual en Islay.

Al caer la noche, se informó del arribo de un primer grupo de 500 miembros de las Fuerzas Armadas. “Desde hoy [ayer] se despliegan 500 efectivos, que se instalan en posiciones estratégicas, llámense puentes, túneles e instalaciones de distribución de combustible”, manifestó en declaraciones dadas a TV Perú, en el Grupo Aéreo 8, tras retornar a Lima.

Diálogo debe seguir

Pérez Guadalupe informó que la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas contribuirán a restablecer el orden, pero solo el diálogo solucionará el problema originado por la oposición al proyecto minero Tía María. Tras reiterar su invocación a la población del lugar a retomar las conversaciones, el funcionario justificó la medida en la zona y recordó que “no es la primera vez que el Ministerio del Interior pide ayuda a las Fuerzas Armadas”.

“No es una declaratoria de emergencia ni se ha suspendido el ejercicio de los derechos fundamentales. La Policía sigue al mando de la custodia del orden”, apuntó a su retorno a Lima, luego de participar en una reunión de coordinación en Mollendo.

“La solución viene del diálogo, por eso es necesario que se siga conversando”, recalcó Pérez Guadalupe.

“Una cosa es protestar ante una situación con la que la población no está de acuerdo y otra es la manifestación criminal”, anotó.

Presidente señala que muerte de policía no quedará impune

El presidente Ollanta Humala extendió ayer sus condolencias a la familia del brigadier PNP Alberto Vásquez Durán (51), quien falleció tras ser atacado el miércoles pasado por un grupo de manifestantes opositores al proyecto Tía María. “Quiero extender mis condolencias a la familia del valeroso brigadier PNP Alberto Vásquez Durán. Su muerte no quedará impune”, manifestó a través de su cuenta de Twitter.

En la mañana de ayer, el Gobierno, representado por diversos ministros de Estado, expresó su pesar por la muerte de Vásquez Durán.

El agente resultó con una fractura en el cráneo. Estaba internado en el Hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo de Arequipa.

Al respecto, el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, expresó el pesar del Gobierno a los familiares del efectivo policial.

Responsabilizó de la muerte a las “hordas dirigidas” por el dirigente Pepe Julio Gutiérrez, a quien consideró “un delincuente que utilizó a la población de Islay para su beneficio propio”, tras hacerse público un audio en el que se le escucha que estaría negociando el fin de la protesta a cambio

de dinero. Por su parte, el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, consideró que la muerte de este “valeroso suboficial” genera un dolor grande, tanto para sus deudos como para la familia policial en general.

La ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, se pronunció en el mismo sentido y expresó su solidaridad con los familiares del agente policial. “Es deplorable cómo

estos dirigentes han usado a la gente, han ocasionado con su actitud la muerte de dos civiles y un policía, hay una serie de heridos en la población civil y policial, todo esto movido por un interés de lucro”, refirió.

Durante los 48 días de conflicto que se viven en la provincia de Islay, 166 policías resultaron heridos, de los cuales 19

se encuentran en situación de cuidado. En la Ciudad Blanca continúa en situación de peligro el suboficial superior PNP Marco Lizandro Castro Pancorbo (53), quien también fue atacado.

Dato

Todos los gastos que genere el sepelio del brigadier PNP Alberto Vásquez Durand, fallecido luego de ser atacado por las turbas, serán asumidos por la Policía Nacional del Perú.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s